Prevención de las infecciones vaginales

Una higiene correcta y mantener la zona seca es fundamental para prevenir infecciones vaginales. Evita la ropa muy ajustada y los baños calientes prolongados.

 

¿Cómo prevenir infecciones vaginales?

Para la mayoría de las mujeres, los síntomas de infecciones vaginales son simplemente una molestia, ya que una infección vaginal por levaduras rara vez es peligrosa. Sin embargo, se pueden tomar medidas para prevenir este tipo de infecciones.

 

Cuidado personal

El cuidado personal y la higiene son muy importantes en lo que respecta a la prevención de las infecciones vaginales por levaduras. Asegúrate de:

  1. Lavarte bien. Mantener la vagina limpia no solo te ayudará a mantener un olor fresco, sino que también puede ayudar a prevenir las infecciones por hongos. Al bañarte asegúrate de limpiar los pliegues interiores de la vagina, donde es probable que crezca la levadura.
  1. Secarte a fondo. Debido a que la levadura prospera en ambientes húmedos, es importante secar toda el área vaginal después de tomar una ducha o un baño. Incluso puedes utilizar un secador de pelo a una graduación baja y fría para deshacerte del exceso de humedad.

 

¿Qué me pongo para prevenir las infecciones por levaduras?

La forma de vestir puede afectar tu riesgo de desarrollar una infección vaginal por levaduras. Para prevenir este tipo de infecciones, mantén estos consejos en mente:

  • Ir natural. La ropa interior algodón absorbe la humedad, manteniendo el cuerpo seco. Por otro lado, el nylon y otros tejidos sintéticos mantienen la humedad cerca de la piel, estimulando el crecimiento de la levadura.
  • Cámbiate de ropa. No te quedes en ropa de gimnasio sudoroso o un traje de baño mojado. Ponte ropa seca tan pronto como sea posible. También cambia tu ropa interior a menudo para evitar la humedad.

 

Lo que debes evitar para prevenir las infecciones vaginales

Algunos productos cosméticos pueden fomentar la producción de levadura. Evita:

  • Las duchas vaginales. Las duchas vaginales [lavar el interior de la vagina con líquido] destruyen no solo las bacterias dañinas, sino también las que mantienen la levadura bajo control. Las duchas vaginales también lavan la capa protectora natural de la vagina, que deja más susceptible a la levadura y otras infecciones vaginales.
  • Jabones perfumados, baños de burbujas y aerosoles femeninos. Los perfumes pueden ser irritantes para el área sensible dentro de la vagina y pueden aumentar el riesgo de contraer una infección por levaduras. También evita compresas y tampones higiénicos perfumados y papel higiénico de colores o estampados.
  • Limita el calor. Los organismos de levadura aman ambientes cálidos (y húmedos). Lo mejor es evitar tomar baños calientes prolongados o sumergirse en una tina caliente. Tampoco uses ropa ajustada que impida la circulación del aire alrededor de la zona de la entrepierna, especialmente en verano.
  • Otras recomendaciones para prevenir las infecciones vaginales. Al igual que con la mayoría de las enfermedades y las infecciones, el cuidado de tu cuerpo y salud en general puede ayudarte a mantenerte sano. Asegúrate de:
  • Dormir lo suficiente. Por lo general, el sistema inmunológico ayuda a mantener la levadura bajo control. Pero si duermes poco, tu sistema inmunológico puede no ser capaz de hacer su trabajo. Trata de mantener un horario regular de sueño y evitar el ejercicio, la cafeína y las comidas pesadas dentro de tres horas antes de acostarse. Enfermedades inmunológicas como la diabetes y el VIH también pueden aumentar el riesgo de infecciones por hongos. Además, si tienes diabetes, es importante mantener tus niveles de azúcar en la sangre bajo control para prevenir las infecciones por hongos.
  • Cambia tu dieta. Algunos estudios sugieren que el consumo de yogur con cultivos activos puede ayudar al cuerpo a combatir el crecimiento excesivo de levadura. También se recomienda limitar el consumo de azúcar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *