Limpieza del pene

La limpieza es un aspecto importante para nuestra salud. En esta oportunidad revisaremos el aseo adecuado del pene.

  • Para evitar la acumulación de bacterias que generan mal olor, es fundamental saber lavar bien el pene, por eso lo primero que debes hacer cuando te encuentres en la ducha es echar hacia atrás tu prepucio y dejar el glande y el resto del pene expuestos.
  • Aplica un jabón suave, preferiblemente especial para la zona íntima, y lava muy bien de arriba a abajo, incluyendo también el glande o punta del pene. Es importante retirar el prepucio para limpiar el pene, pues si nada más lo haces por fuera realmente estás higienizando únicamente la capa exterior del falo, pero en el momento que tengas una erección y el prepucio retroceda, descubrirás que tu pene no está adecuadamente limpio y que cuenta con una especie de sustancia blanca que genera mal olor.

Una vez que hayas limpiado bien tu pene y retirado el jabón, recuerda además que debes también limpiar tus testículos, pasando igualmente jabón por la zona y masajeando suavemente para eliminar el mal olor producido por la sudoración.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *